Esta mañana Concha (la conserje) ha encontrado un camello en la puerta del colegio y como ha visto que estaba muy sediento le ha puesto un recipiente con agua.

Pero la sorpresa no ha terminado ahí,ya que, el camello no venía solo. La profesora Ana Belén ha encontrado a un Rey Mago por los pasillos de infantil.

Y como sabía que los niños tenían que contarle muchas cosas le ha llevado a todas las clases.

Le hemos entregado nuestras cartas, cantado el villancico y hemos sido tan afortunados que hasta le hemos podido hacer preguntas y hablar con él un buen rato.

Antes de irse nos ha recordado que nos tenemos que portar bien y nos ha dejado un regalo: un pompero.

Al final se ha ido tan deprisa que el camello ha tirado el agua y Concha se ha enfadado un poco porque ha tenido que buscar una fregona muy grande. Pero claro, los Reyes Magos ahora tienen mucho trabajo y siempre van corriendo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies