Hoy hemos celebrado: EL DÍA DE LAS BIBLIOTECAS ESCOLARES. ¿Y que mejor lugar para celebrarlo que en la biblioteca de nuestro colegio?.

Cuando los alumnos de cuatro años hemos entrado en la biblioteca, había un cuento y una caja misteriosa encima de una de las mesas. Hemos descubierto que dentro de la caja se escondían un montón de personajes de los cuentos que se habían escapado de sus libros.

En el cuento que había al lado de la caja nos explicaba lo que había pasado: la protagonista es una bruja llamada Litera Tura y en su casa había construido un hospital. Pero no un hospital cualquiera, ¡un hospital para los libros! en el que arreglaba todos los cuentos que llegaban estropeados.

Un día recibe la visita de una niña con un cuento muy enfermo: le han desaparecido todas las letras y los personajes (por eso estaban en nuestra biblioteca). Menos mal que Litera Tura tiene la solución: leer mucho los cuentos para que nunca se queden en blanco.

Así que, nosotros la hemos hecho caso y hemos estado leyendo un rato y luego nos hemos podido llevar a casa a nuestro personaje.

Recordad una cosa muy importante en este día y que nos ha enseñado la Bruja Litera Tura: a todos nos gusta coger cuentos en la biblioteca, pero tenemos que cuidarlos porque ninguno queremos coger un libro que esté roto o estropeado.

CUIDAD Y LEED TODOS LOS DÍAS UN CUENTO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies