La aventura de cooperar ya ha comenzado. En 3 años hemos empezado a disfrutar de los “rincones cooperativos” de manera diaria y estamos aprendiendo mucho. Es muy importante interiorizar la dinámica del aprendizaje por rincones para poder disfrutar de este momento y desarrollar las habilidades cooperativas y colaborativas que se están iniciando.

Cada equipo juega en un espacio distinto con un material distinto. Se va rotando cada día para pasar por todos los rincones a lo largo de la semana. Según se va consolidando esta dinámica y los equipos van demostrando autonomía en su funcionamiento, comenzamos a introducir propuestas de aprendizaje con una complejidad progresiva.

La secuencia que seguimos cada sesión de rincones es la siguiente:

  • Identificamos nuestro equipo: compañeras/os del equipo, la mascota/símbolo,…
  • Asumimos nuestro rol dentro del equipo: responsable, ayudante…
  • Buscamos el rincón que nos corresponde y nos ubicamos en él.
  • Intentamos terminar la tarea en equipo y cumplir el objetivo de la actividad.
  • Utilizamos el material con el que nos toca aprender de manera adecuada, lo cuidamos y lo recogemos.
  • Evaluamos lo aprendido: ¿qué hemos hecho? ¿hemos conseguido superar la actividad? ¿nos hemos divertido? ¿han surgido problemas? ¿cómo los hemos solucionado?
  • Celebramos lo que hemos vivido en equipo: nos aplaudimos, nos felicitamos,…

… y colorín colorado, los rincones cooperativos tan sólo han comenzado…