Dicen que en la variedad está el gusto, y desde 3 años estamos convencidos de ello. En estos momentos en los que su espontaneidad les hace mostrarse de manera natural con sus gustos, preferencias, formas de ser y de relacionarse con el entorno… es cuando se hace más evidente lo enriquecedora que resulta la variedad y las diferencias en los estilos personales.

Nos gusta pensar que cada niño/a tiene un talento distinto, una habilidad, un potencial, una destreza… y todas ellas son igual de válidas e importantes. No nos gusta pensar que los niños y niñas son más o menos inteligentes, si no que entendemos la inteligencia de una manera diversa y variada, siguiendo el modelo de la mente de Howard Gardner que define varias inteligencias múltiples. Cada niño tiene un estilo de aprendizaje, cada alumno tiene un tipo de actividad con el que se siente más cómodo, y es por ello que ofrecemos tareas, juegos y actividades que den respuesta a todos esos estilos y maneras de aprender.

Con nuestras propuestas pretendemos estimular todos los tipos de inteligencia, para que el desarrollo de los niños sea lo más integral posible y para que todos y cada uno de ellos se sientan cómodos desde su estilo de aprendizaje:

  • Para estimular la inteligencia musical tenemos un programa de estimulación musical en el que disfrutamos de audiciones, interpretaciones, movimiento… además, las canciones nos acompañan a lo largo de todas las rutinas diarias.
  • Para estimular la inteligencia visual tenemos el programa de bits de información, así como un rincón artístico en el que desarrollar la creatividad desde el lenguaje plástico.
  • Para estimular la inteligencia naturalista disfrutamos de actividades en relación con el entorno natural y nos aproximamos al método científico desde la exploración y la experimentación.
  • Para estimular la inteligencia cinestésica participamos de manera diaria en el programa de estimulación motriz además de vivir con emoción las sesiones de psicomotricidad.
  • Para estimular la inteligencia intrapersonal realizamos muchas actividades y dinámicas centradas en el reconocimiento personal, los gustos propios, la identificación del yo, las emociones…
  • Para estimular la inteligencia interpersonal utilizamos el aprendizaje cooperativo a través de nuestros rincones y de diversas actividades en grupo y en los equipos.
  • Para estimular la inteligencia lógico-matemática tenemos un rincón dedicado a juegos de lógica y muchas propuestas para relacionarnos con las matemáticas de manera manipulativa.
  • Para estimular la inteligencia lingüística participamos de la asamblea, las propuestas del rincón comunicativo y aprovechamos todos los momentos de comunicación real para estimular el lenguaje.