Esta semana nos hemos encontrado en el ordenador del aula un vídeo en el que un hombre de la prehistoria nos pedía ayuda. Sí, habéis leído bien, ¡un hombre de la prehistoria!.

El cavernícola quería encontrar un mamut y nosotros le ayudamos. Para encontrarlo, seguimos sus huellas que nos llevaron hasta el patio.

Una vez en el patio tuvimos que seguir unas pistas y en cada pista había una prueba (resolver una adivinanza, repetir un trabalenguas, recitar una poesía y bailar una canción).

Tras superar las pruebas conseguimos cuatro piezas que uniéndolas formaban un mamut gigante.

Y después de encontrar el mamut son muchas las preguntas que nos hicimos, así que hemos comenzado un nuevo proyecto en el que seguro que aprendemos un montón de cosas.

En el aula virtual os hemos dejado la poesía, el trabalenguas, la canción y la adivinanza que estamos trabajando en clase.