Como sabéis, los animales de la sabana africana nos pidieron ayuda, ya que estaban en peligro: cada vez tenían menos comida, menos agua… En 3 años nos decidimos a ayudarles. Por eso era importante conocer más sobre la vida de estos animales. Hemos viajado hasta la sabana africana para observar cómo son sus colores, su paisaje, cómo se llaman, cómo son, y cómo viven los animales… y lo hemos plasmado en nuestras clases. Así, cada vez que queramos, podemos emprender un safari sin movernos del aula. Nos estamos haciendo tan expertos que ya reconocemos hasta las sombras de los animales. Está siendo muy divertido, y gracias a juegos relacionados con la tecnología estamos disfrutando de esta aventura por la sabana… Seguimos con nuestra expedición. Cada vez estamos más cerca de poder ayudar verdaderamente a los animales.