“La naturaleza no se apresura, pero todo lo logra”  Lao Tzu

Los grupos de 4 años llevábamos un tiempo dando vueltas a la idea de acercar las plantas a las aulas cuando, por casualidad, se nos ofrecieron una gran variedad: aromáticas, plantas con flores, plantas de las que podemos obtener alimentos…

Y, por supuesto, dijimos que sí queríamos que formaran parte de nuestras rutinas diarias. Primero descubrimos sus nombres: cosmos, menta, margaritas, berenjenas, pimientos, tomates… Como venían en recipientes muy pequeños (semilleros), con el alumnado llevamos a cabo el proceso de trasplantado de las mismas, aprovechando este momento tan mágico para hablar de sus necesidades y cuidados.

De esta manera se han convertido en personal de jardinería que les proporciona los cuidados necesarios con el fin de poder observar y documentar su proceso de crecimiento.

Algunas familias también han querido ser partícipes del proceso y nos han traído semillas que hemos plantado con mucho cuidado y mimo, y, con un poquito de paciencia, ya hemos empezado a ver brotar.

Es un paso muy pequeño pero necesario para convertir las escuelas y los barrios en espacios más verdes llenos de vida.