El lenguaje es el medio que nos permite relacionarnos con los demás, gestionar nuestras emociones y acceder a nuevos aprendizajes.

Su desarrollo depende en gran parte de los estímulos que el niño o la niña reciba de su entorno. Por ello, es indispensable la estimulación, especialmente en los primeros años de vida.

Una adecuada estimulación del lenguaje oral debe contemplar todos los aspectos en su forma, contenido y uso.

En la gominola formativa de este trimestre, damos respuesta a las dudas surgidas por parte de algunas familias en relación a las dislalias evolutivas, la relación de la alimentación con el lenguaje oral y cómo se puede estimular.